Arturo Molina

¿TENEMOS PATRÍA?

Share

EL AGUIJÓN

¿TENEMOS PATRÍA?

Por ARTURO MOLINA

          La información sobre el índice inflacionario dados a conocer por el INE y el BCV, es indicativo del fracaso del modelo económico, improvisado por el actual gobierno nacional desde hace ya 14 años. Durante ese tiempo, la desidia, incapacidad y desorden, han sido los nortes implementados por los burócratas al frente del poder público nacional.

         Con la inflación del mes de mayo por encima del 6%; la de enero a mayo 2013 en el 19,4%, permiten inferir lo mal que la pasarán los venezolanos con el incremento desmesurado de la misma para el cierre del año fiscal.  El fracaso reafirma lo estrecho del pensamiento económico presente en el seno del ejecutivo; indicativo este, de la afanosa y penosa realidad del desmoronamiento de la mal llamada revolución, o peor aún, del socialismo del siglo XXI.

         El año 2013, para tristeza de unos y desgracia de otros, ha sido la implosión de los errores acumulados durante estos 14 años de “revolución”; la implementación del bolívar fuerte se hizo trisas en menos del anochecer para el amanecer, con 5 devaluaciones en sus espaldas, 2 de ellas en marzo de este año; pero la pretensión era tapar tal desajuste con anuncios triviales, como el aumento del salario del 20%, evaporado, fulminado, diseminado, antes de su anuncio.

         La escases de alimentos, ha sido tema a disimular, evadir y de ataque por parte del gobierno; se quiso satanizar a empresas productoras, para correr la ruga, y el tiro les salió por las nalgas, evidenciándose la no producción por parte de las empresas expropiadas por el gobierno, y otorgadas a personas sin conocimiento y capacidad para tal tarea.

         La situación se complica; ante la no producción de nada, pero de nada, se recurre al sistema de importación; y ante la falta de divisas, al endeudamiento; sin embargo, emblemáticos representantes del gobierno de Nicolás, se atreven a faltarle el respeto a la población, con declaraciones destempladas, como las emitidas por el señor Rangel Silva “no se puede cambiar la ideología por un rollo de papel”, justificación mediocre y por “yo si soy un jalabolas”.

         Contentos deben estar los empresarios de países como China, Bolivia, Nicaragua, Argentina…lugares apetecidos para la importación por parte de los revolucionarios, porque hasta el papel higiénico se importará desde Bolivia; todo ello en beneficio de factores externos y detrimento permanente de los internos; pero aún así, se llenan la boca hablando de PATRÍA.

         El sistema de salud pública no escapa a tales desbarajustes; no hay política pública para la prevención; se presenta el periodo de lluvia, y plop (como Condorito), aparece todo tipo de enfermedades. Los casos anunciados con la gripe AH1N1, son para tomar palco; ni siquiera en los centros de salud, el personal que allí labora ha recibido las vacunas para su propio cuidado.

         Los reclamos laborales afloran con intensidad en diversos sectores de la población; profesores universitarios; docentes de educación media; maestros de educación primaria; transporte; petróleo; funcionarios de la administración pública centralizada y descentralizada (la que aún existe); sindicatos; enfermeros; médicos…y la respuesta es de represión, persecución y hostigamiento.

         El Plan Patria Segura, se queda sólo en el nombre; una cosa dice el gobierno, y otra la vivida en la realidad; los muertos por causas de asesinato no bajan; las estadísticas de los centros hospitalarios así lo demuestran; al anuncio de la detención de tres delincuentes, aparecen 10 muertos; al anuncio de la recuperación de 3 vehículos, se roban 7; todo pasa a ser una calamidad para el ciudadano.

         El pueblo es el culpable de los errores del gobierno, y para evitar que sigan ocurriendo, el gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, en el caso de los alimentos, ha decido implementar la tarjeta de racionamiento, y controlar al soberano saboteador, generador de escases por comprar 3 pacas de harina; 2 de azúcar; 2 rollos de papel higiénico; 1 kilo de papa…eso no puede seguir sucediendo.

         El mensaje al país de estos señores gobernantes “revolucionarios” es altamente negativo; la patria no la hace un gobierno; la hace el pueblo, y la venezolana, se desmorona.

BLOG: TRINCHERA TACHIRENSE

www.jarturomolina.blogspot.com

EMAIL: jarturomolina@gmail.com

www.semanariodigital.com

 

Share